Seis Hermanas

Avance semanal de ‘Seis Hermanas’: Marina descubre la incipiente relación entre Inés y Cristóbal


La semana del 7 al 11 de noviembre en ‘Seis Hermanas‘: Diana intenta superar la ruptura con Salvador, Carlos y Ciro continúan con sus planes de meterse en el mundo del cine, Marina está rabiosa tras haber descubierto la incipiente relación entre Inés y Cristóbal… Sigue leyendo para enterarte de todo.

Capítulo 375 (Lunes, 7 de noviembre): “El alma es de Dios”

Diana, destrozada tras conocer la infidelidad de Salvador, abronca a Rosalía por no habérselo contado y le retira la palabra a Soledad. En su dolor, encuentra una inesperada ayuda en Elisa. Antonia está dispuesta a aprovechar el escándalo para conseguir la custodia de Eugenia. Salvador se enfrenta a ella y le asegura que no se saldrá con la suya.

Blanca sigue sufriendo el chantaje de Emilio, pero se ve obligada a disimular ante Rodolfo, eufórico por la noticia de que le van a nombrar ministro. Celia intenta arreglar sus problemas con Flora, pero la madre la expulsa de su casa. Se siente muy culpable por el pozo en el que parece haber entrado el inspector Velasco.

Carlos y Ciro continúan con sus planes de meterse en el mundo del cine. Elpidia y Raimundo coinciden en que deben zanjar su romance. Se sienten culpables, pero no pueden contener su deseo.

Capítulo 376 (Martes, 8 de noviembre): “Punto y final”

Diana intenta superar la ruptura con Salvador, pero no le resulta fácil. Un intento desesperado de Salvador por recuperarla pone en peligro su determinación de no volver con él. Esto lleva a Diana a tomar una decisión muy drástica que nadie espera. Mientras, Antonia, obligada por Gabriel, se disculpa con Soledad por haberle contado a Diana su historia con Salvador.

Por otro lado, Cristóbal ofrece a Luis probar un tratamiento experimental para sus migrañas. A pesar de sus reticencias, éste accede a probarlo ya que implica acudir al hospital asiduamente, lo que le permitirá ver a Marina para que le suministre el láudano

Blanca está muy volcada con la organización de las Damas Enfermeras, para lo que Inés se ofrece a ayudarla. La aparición de Emilio en el club social femenino para hablar con Blanca a solas altera a la Silva, que consigue librarse de él citándole en su casa. Emilio, cansado de las excusas de Blanca, le da a Blanca un ultimátum, que la pone en un compromiso muy serio con Rodolfo y le lleva a tomar una decisión fruto del despecho.

Carlos y Ciro siguen con su idea de hacer una película, pero no se ponen de acuerdo sobre la historia que quieren contar. Deciden que sea la Cachetera quien elija ya que ella va a ser la protagonista. Pero su elección le causará una gran sorpresa. Mientras, Elisa sigue con los preparativos de su boda. Empeñada en invitar a la Reina, se presenta en la fábrica para decirle a Ciro que no puede invitar a unos primos suyos del pueblo. Sin embargo, no lo encuentra allí. Benjamín tendrá que ingeniárselas para evitar que descubra su paradero.

Celia se entera de que Flora se ha retractado de sus acusaciones y puede volver a la escuela. Celia y Aurora celebran la gran noticia, pero algo empaña la felicidad que sienten. Y es que, tras descubrir el mal momento que está viviendo Velasco, se lo encuentran en el Continental. Aunque el encuentro no resultará como Celia desea.

Elpidia se da cuenta de que ha perdido el pañuelo que Raimundo le regaló y cree que se lo debió dejar la noche anterior en el camerino del Ambigú durante su noche de pasión. Raimundo lo busca infructuosamente hasta que descubre que la Cachetera lo lleva anudado al cuello. Pero recuperarlo no le resultará tan fácil como pensaba.

Capítulo 377 (Miércoles, 9 de noviembre): “El sol brillará de nuevo”

Celia consuela a Diana por lo ocurrido con Salvador, pero Diana prefiere mirar al futuro. Está preocupada porque Eugenia no ha parado de llorar en toda la noche. Rodolfo se despide de Blanca, molesto porque no va a acompañarle a su nombramiento y acaba celebrando éste con la Cachetera, que le pide que le dé un hijo. Blanca da instrucciones a María para recibir a Emilio, que se presenta para seducirla. Por suerte llega Elisa, que quiere que su hermana invite a la reina a su boda. Blanca se ve obligada a echarla de malos modos.

Sofía cuenta a Elisa que ha descubierto que Carlos no fue a la notaría el día anterior y le mintió, por lo que ambas amigas no tardan en sospechar que ande con otra. Elisa interroga a Ciro al respecto, que le miente. Ciro advierte a Carlos de que deben andarse con cuidado.

Don Ricardo decide usar los camiones de la fábrica para transportar la pólvora que ha de suministrar a los submarinos alemanes. Benjamín le advierte de los problemas que eso generará en la fábrica. Efectivamente, no tardan en llegar las quejas de los clientes que no reciben sus pedidos y es Diana la que debe arreglar el desaguisado, con consecuencias terribles para ella. Ajeno a esto, Salvador lamenta sus penas con Rodolfo, que le recomienda que no malgaste energías en recuperar a la Silva.

Aurora pide a Velasco que sea más indulgente con Celia y él le cuenta los problemas que tiene con su padre y sus compañeros de trabajo y como debe casarse cuanto antes. Gabriel y Soledad le ayudan a ello, y ella acaba descubriendo las inclinaciones sexuales de Velasco, pero también el buen corazón de Gabriel, lo que la hace dudar ante Luis de lo que le están haciendo. Marina se pone celosa al descubrir que Inés ayuda a Cristóbal en sus investigaciones. La pareja está cada vez más unida…

Capítulo 378 (Jueves, 10 de noviembre): “No me cuentes películas”

Diana, recuperada de su desmayo, le pide a Salvador que se marche de casa y le anuncia que va a pedir la nulidad matrimonial. Por otro lado, se niega a que Antonia vea a la niña porque teme que se la lleve. Blanca acusa a Rodolfo de humillarla por llevar a La Cachetera a su nombramiento de ministro, noticia que ha salido en el periódico. Por otro lado, Emilio sigue ejerciendo chantaje a la hermana para que se acueste con él.

Elisa, junto a su amiga Sofía, descubren que los hombres de su vida han faltado al trabajo sin ningún motivo. Cuando les exigen una explicación, ellos no saben dársela. Y es que no quieren que ellas sepan que pretenden dedicarse a hacer cine. Y menos que lo van a hacer con La Cachetera.

Celia cree que casándose con Velasco se acabarían sus problemas, la gente dejaría de murmurar y a él también le beneficiaría. Aurora no está de acuerdo. Y tampoco está de acuerdo el interesado. Velasco la echa con cajas destempladas cuando se lo propone.

Gabriel rescata a Velasco de un encierro, a causa de una broma de mal gusto de los compañeros del policía. Le dice que debe hacer algo para evitar ese comportamiento. Pero cuando Celia le pide que se case con ella para que ambos eviten murmuraciones, el policía se niega.

Don Ricardo y don Luis hacen negocios con los alemanes y envían un cargamento en un barco que proveerá a submarinos germanos.Cristóbal intenta besar a Inés pero ella lo evita porque cree que el médico tiene relaciones con Marina. Él se sorprende y lo niega. Y cuando se enfrenta a Marina por haber dado pie a la confusión, la enfermera le pide volver con ella. Pero Cristóbal se niega.

Capítulo 379 (Viernes, 11 de noviembre): “La voluntad de la Reina”

Ante la insistencia de Emilio por disfrutar de un rato de intimidad con Blanca, la joven, desesperada, decide confesar a la Reina el chantaje al que éste la somete, pero también la traición que hizo a la monarca.

Mientras, Antonia sigue intentando ver a la pequeña Eugenia y lo hace a escondidas. Al tiempo, Diana, que sigue decidida a romper con Salvador por haberla engañado con Soledad, le pide consejo a su hermana Blanca para lograr la nulidad matrimonial. Ella le hace ver lo contraproducente que podría ser esto para retener a la niña.

Marina, rabiosa tras haber descubierto la incipiente relación entre Inés y Cristóbal, le cuenta a Rodolfo lo amiga que es la asesina de su mujer pero también de su hermano. Celia sigue sufriendo por el rechazo de Velasco a casarse con ella, mientras sigue sin saber si su trabajo de profesora le será devuelto; tan mal lo pasa que Aurora intenta convencer al policía.

Por su parte, Soledad no quiere estafar más dinero a Gabriel y así se lo dice a Don Luis, quien le dice que le robarán quince mil pesetas más antes de dejarle en paz. Soledad se ve obligada a hacerlo. La Reina llama a su secretario Emilio y le castiga con severidad por su repugnante conducta.

        

Haz clic aquí para ver más fotos