Seis Hermanas

Avance semanal de ‘Seis Hermanas’: Un olvido cambiará la vida de todos para siempre


Esta semana (del 20 al 24 de junio) en ‘Seis Hermanas’, alguien no invitado irrumpe en el bautizo de Eugenia, Blanca le reprocha a Inés el atentado y amenaza con denunciarla, la familia Silva sigue viviendo el duelo por la muerte, supuestamente causada por el asesino del Talión… Sigue leyendo para enterarte de todo.

Capítulo 291 (Lunes, 20 de junio): “Sed de venganza”

Adela está preocupada por las amenazas de Leticia, la hermana de su difunto marido. Cuando se la encuentra en el Club Social donde se va a celebrar el bautizo, Adela entra en pánico y se obsesiona con la seguridad del evento.

Blanca discute con Doña Dolores a causa del bautizo de Eugenia y decide que irá acompañada de Cristóbal, desafiando las habladurías. Pero descubre que Cristóbal tiene otros planes y nuevas compañías.

Celia cree que Elisa está detrás de las amenazas que han recibido las hermanas. Elisa se ofende con su hermana y también con su amigo Carlos, que no se fía de ella. Diana investiga las posibles conexiones germanófilas de Don Ricardo, muy empeñado en enviar cloro a los alemanes. Gracias a Elisa descubre un cabo del que tirar.

Francisca prepara una canción para cantar en el bautizo. Pero no cuenta con la oposición de Don Luis, que cree que puede poner en peligro su embarazo. Gabriel se hunde en su amargura tras la ruptura con Francisca, sin que nadie logre rescatarle del fango.

Capítulo 292 (Martes, 21 de junio): “Felicidad truncada”

Es el día del bautizo de Eugenia y toda la familia se prepara para celebrarlo. Adela y Germán disfrutan de su felicidad junto a su hija a pesar de la preocupación de la Silva por el encuentro con Leticia, la hermana de su difunto marido.  Y no es para menos. Las averiguaciones de Velasco hacen sospechar al inspector que es la persona que está amenazando a las Silva. Sin embargo, ante la falta de pruebas contundentes, Celia y Velasco deciden no contarle nada a Adela. En lugar de eso, Velasco asistirá al evento como acompañante de Celia y velará por la seguridad de la Silva sin que ésta se dé cuenta.

Entretanto, Diana quiere hablar con Carlos para convencerle de que deje de fabricar bombas de cloro en su fábrica de Núremberg, pero Salvador teme que eso sólo consiga que don Ricardo se lleve el negocio a otro lugar. La solución para evitar todas esas muertes provocadas por las bombas es otra y Salvador cree haber dado con ella.

Blanca, atormentada por ver a Cristóbal con Inés, se desahoga con Francisca. Francisca la anima a enfrentar a Cristóbal y descubrir la verdad, pero la llegada de Rodolfo para acompañar a Blanca al bautizo impedirá la conversación. Mientras, Cristóbal se mantiene firme en su decisión de no asistir al bautizo y ve con dolor cómo Blanca se marcha con Rodolfo.

Por otro lado, Francisca tendrá que lidiar con las jaquecas y el capricho de Luis para asistir al bautizo. Y es que el marido de la Silva se niega a permitirle ir sin él.  Situación cuyas consecuencias pagarán Merceditas y Rosalía. Por su parte, Gabriel se queda bebiendo en el Ambigú en lugar de asistir al bautizo y es sorprendido por la petición de ayuda de alguien inesperado.

El bautizo es un éxito, todos se muestran felices y los invitados disfrutan de la celebración hasta la aparición de alguien que no ha sido invitado. Aunque no será esto lo que dé al traste con la felicidad del momento sino un pequeño olvido que cambiará la vida de nuestros personajes para siempre.

Capítulo 293 (Miércoles, 22 de junio): “Tú y yo, solos, por última vez”

Es un día muy triste para la familia Silva. Velasco y Celia inspeccionan el lugar del crimen y encuentran una huella parcial que debe pertenecer al asesino. Carlos tiene que pedir perdón a Elisa por haber dudado de ella. En un principio hasta pensó que quizá la joven había mandado las cartas con las amenazas.

Merceditas pide disculpas por el empujón del día anterior pero don Luis sigue empeñado en que la despidan. La pobre criada no sabe qué más hacer. Francisca intercede sin conseguir la liberación de la chica. Francisca y su marido se enfrentan.

Brian Green le asegura a Diana que su labor de espía no ha tenido nada que ver con el asesinato. Le pide además que siga vigilando a don Ricardo, quien está involucrado en el negocio del cloro que piden los alemanes para fabricar armas.

Benjamín le cuenta a Salvador las amenazas de don Ricardo y Salvador se propone que se convierta en el topo de la fábrica para poder contarles los negocios que se trae el Silva. Blanca tiene celos de Cristóbal. Cree que su relación con Inés es sospechosa, pero el hombre miente. La mujer le cuenta sus sospechas a Emilio, el hombre de confianza de la reina.

Doña Dolores ha conseguido con sus influencias que no se mencione a Rodolfo relacionado con el crimen en el periódico.

Capítulo 294 (Jueves, 23 de junio): “Paraísos de humo”

Toda la familia Silva sigue viviendo el duelo por la muerte, supuestamente causada por el asesino del Talión. No es la única desgracia: Adela tiene graves problemas económicos debido al alquiler y Diana y Salvador se comprometen a ayudarla.

Ellos, por su parte, siguen ayudando a Brian Green y creen encontrar la forma de interceptar el envío de cilindros de cloro para que no lleguen a la guerra. Pero Green no se conforma con esto y les encarga otra misión. Mientras, Merceditas está a punto de marcharse de la casa porque Don Luis la ha despedido, pero Francisca busca la forma de impedirlo.

A todo esto, Blanca coincide con Inés en un evento y descubre que Cristóbal ha vuelto a mentir sobre ella: le pide que le diga la verdad, ¿quién es esa mujer?

También Velasco le exige la verdad a Rosalía, quien proporcionó una coartada (falsa) a Carolina, y la mantiene frente al policía. Poco después, y convencido por las evidencias circunstanciales, Velasco detiene a Leticia por ser la principal sospechosa de los crímenes del Asesino del Talión.

Capítulo 295 (Viernes, 24 de junio): “Como hermanos”

Blanca le reprocha a Inés el atentado del que formó parte en Tejidos Silva y amenaza con denunciarla, pero Inés le asegura que si cae ella, caerá Cristóbal por haberla ayudado. Cristóbal, por su parte, recomienda a la anarquista que salga de la ciudad, pero Inés se niega puesto que ha advertido a Blanca de las consecuencias para él si la denuncia.

Salvador se muestra reacio a espiar a Rodolfo porque es su amigo pero Diana le insiste dada la importancia de su agenda para saber quién presiona al rey para que se alíe con los alemanes. Salvador se propone conseguir esa información a través de Emilio, quien se ofrece a llevarle a una reunión de masones.

Adela comienza a trabajar en el Ambigú como camarera y le pide a Celia que le pregunte a Velasco si puede visitar a Leticia en la cárcel. Ni Antonia ni su hermana lo ven bien, pero Velasco cree que Adela podría hacer que a la presa se le soltase la lengua, dado que su coartada parece ser falsa.

Don Luis promete a Merceditas hacerle la vida imposible para conseguir que ésta abandone casa Silva. Gabriel, al saber los problemas de la criada, se ofrece ayudarla. Por su parte, Francisca se enfrenta con Beatriz, que la acusa de hacer un desgraciado a don Luis y le jura a la Silva que recuperará el amor del músico.

Carlos cree que Elisa ha sido descuidada lo que ha provocado las sospechas de Sofía. Ésta le asegura que no ha sido así y tras un nuevo tonteo, la pareja termina besándose nuevamente.

Rosalía culpabiliza a don Ricardo de la adicción de Carolina al opio y le pide que haga algo al respecto. Ricardo comprueba dolido hasta qué punto su hija es una adicta sin que él se hubiese dado cuenta…

Puri chantajea a Bernardo con sus hijas         

Haz clic aquí para ver más fotos