Seis Hermanas

Avance semanal de ‘Seis Hermanas’: Rodolfo pretende demoler la fábrica


La semana del 6 al 10 de marzo en ‘Seis Hermanas‘: Marina continúa aprovechándose de la inseguridad de Cata y le hace creer que nunca estará a la altura de Aurora, Blanca confiesa a Diana que no está enamorada de Tristán, Diana y Salvador comienzan a preparar su partida a las bodegas y mucho más. Sigue leyendo para enterarte de todo.

Capítulo 456 (Lunes, 6 de marzo): “Celia en los infiernos”

Celia sorprende a todos con el regreso de Francisca. Ahora convertida en una diva de la ópera, se reencuentra con Merceditas, que le cuenta sus problemas con Raimundo, de los que se culpa.

Pero no todos los encuentros son tan gratos para Francisca. Los planes de venganza de Luis se vienen abajo al verla y le suplica que cumpla su promesa de volver con él. Marina es testigo de la humillación desde la distancia.

La boda de Rodolfo y Amalia, de la que Blanca y Cristóbal son padrinos, hace dudar a Blanca de que Tristán sea el hombre indicado para ella. Mientras, Cristóbal prepara su marcha a París para trabajar con Marie Curie.

Por otro lado, Marina continúa aprovechándose de la inseguridad de Cata y le hace creer que nunca estará a la altura de Aurora.

A la preocupación de Diana por la situación de Salvador se une la angustia de que descubra que pidió la nulidad matrimonial. Rosalía convence a Diana de que hable con Salvador y se lo explique.

Ciro presiona a Elisa para que se decidan a adoptar a la niña que vieron en el hospicio y ella se ve obligada a aceptar. Sofía advierte a Ciro de que Elisa se echará atrás.

Capítulo 457 (Martes, 7 de marzo): “Y, sin embargo”

Ciro recibe la noticia de que no les conceden la adopción. Después del aviso que le dio Sofía, Ciro teme indagar y descubrir que Elisa está detrás de todo.

Benito despierta. Velasco tiene la esperanza de que pueda señalar al autor del disparo. La suerte de Salvador depende de ese testimonio. Celia y Velasco encuentran a Marina, inconsciente y en mal estado en casa de ésta, pero no hay ni rastro de Luis o de Cata.

Blanca confiesa a Diana que no está enamorada de Tristán; ¿qué debe hacer? La fiesta de compromiso se celebra al día siguiente y Blanca teme que sea demasiado tarde para echarse atrás. Su hermana le aconseja que siga los dictados de su corazón.

Elisa reúne a sus hermanas para pedirles que accedan a reunirse con don Ricardo, que desea hacer las paces con sus sobrinas. Las Silva deben votar, ¿darán una oportunidad a quien tantas veces le ha hecho daño?

Capítulo 458 (Miércoles, 8 de marzo): “La última palabra”

Las hermanas Silva preparan una fiesta sorpresa para celebrar la onomástica de Elisa en lo que parece que va a ser un día tranquilo… que se va a complicar bastante.

Celia acaba su novela sobre Aurora pero, para poner la última palabra y cerrar de verdad esa parte de su pasado, primero debe encontrar a Cata.

Blanca se entera de que Cristóbal se marcha ese mismo día a París y, ante la perspectiva de perderlo para siempre, decide sincerarse con él… pero quizá ya sea demasiado tarde.

Diana se da cuenta de que si quiere salvar su relación con Salvador tendrá que hacer un gran sacrificio. Francisca acude a una misteriosa cita y Elisa, ajena a todo eso, recibe una noticia inesperada.

Mientras, Ricardo, se despide de Cándida y se dispone a aprovechar lo poco que le queda de vida intentando reconciliarse con sus sobrinas. Pero, ¿le quedará tiempo?

Capítulo 459 (Jueves, 9 de marzo): “De un día para el otro”

El inesperado desvanecimiento de don Ricardo revela a Elisa su fatal enfermad. Ella, que aún apenas ha superado la muerte de Carlos y el abandono de Ciro, resulta muy afectada.

Diana y Salvador comienzan a preparar su partida a las bodegas. Pero, antes, hay algo que Diana debe hacer en la fábrica.

Cristóbal y Blanca se plantean qué hacer ahora que pueden estar juntos sin tener que ocultarse a nadie. Blanca, así, se ve atrapada entre las necesidades de su familia y los deseos de Cristóbal de irse a París.

Una editorial ofrece a Celia publicar su novela por entregas, en forma de folletín. Pero Cata, cuando se entera de la noticia, le pide que no lo haga.

Mientras Velasco se siente tentado a contarle a Gabriel que sabía que Úrsula pensaba fugarse, el conde busca consuelo a su soledad en el lugar menos indicado.

Marina, en la cárcel, se declara inocente de los crímenes de que le acusan y, para ello, busca la colaboración de Luis con amenazas. Y eso hace que Luis cambie por completo sus planes…

Capítulo 460 (Viernes, 10 de marzo): “A las puertas del infierno”

Velasco ofrece un trato a Don Luis para encerrar a Marina con su testimonio y dejarle libre a él. A Salvador le disgusta este acuerdo.

Elisa quiere que su padre pase sus últimos días en la casa de las hermanas Silva. Pero Blanca se niega en redondo. Celia pide consejo a las criadas sobre cómo se escribe un folletín, pues no se ve capaz de hacerlo.

Diana y Salvador ofrecen, a espaldas del otro, un trabajo en los viñedos tanto a Raimundo como a Merceditas. Ahora tienen que decidir con cuál de los dos se van.

Antonia sufre al ver que Gabriel se despeña cada vez más en una vida de alcohol y autodestrucción. Rodolfo pretende demoler la fábrica y vender los terrenos al Ayuntamiento para construir allí el nuevo hipódromo.

        

Haz clic aquí para ver más fotos