Seis Hermanas

Carlos acepta reunirse a escondidas con Elisa


Este jueves en ‘Seis Hermanas’, Blanca espera impaciente la publicación de la noticia sobre la fiesta organizada por los alemanes. Sus declaraciones surten el efecto buscado y su presencia en la fiesta es entendida, no como un apoyo al bando alemán sino a la neutralidad, lo que indigna a Dolores. La Loygorri pide a su hijo que le dé un escarmiento a su nuera.

A su vez, Diana y Salvador informan a Brian Green de lo que han averiguado en la fiesta. Ante el éxito obtenido en su misión, Salvador impone una condición para dejar que Diana siga arriesgando su vida como espía: trabajar juntos. Algo que la Silva no recibirá de buenas maneras.

Por otro lado, Adela y Germán siguen a vueltas con el bautizo. Germán intenta  hablar con Antonia para deshacer el malentendido por el que se cree la madrina, pero le resulta imposible. Más si cabe cuando se ofrece a compartir los gastos con Salvador. Adela y Germán tendrán que pensar en otra idea para solucionar el asunto.

En cuanto al asesino del Talión, Velasco sigue sin pistas sobre su identidad.  La presión que ejerce su padre sobre él para que resuelva el caso llega en el peor momento: cuando debe asistir a la fiesta de aniversario de sus padres. Celia se ofrece a acompañarle haciéndose pasar por su novia para evitar más críticas de su padre. Sin embargo, la fiesta no transcurre como ellos esperan.

Gabriel pide perdón a Francisca por su comportamiento de la noche anterior. Francisca le perdona, pero cree que lo mejor para dejar de sufrir es romper con su relación. La amargura de la ruptura lleva a Francisca a plantarse con Beatriz, a la que despide. Algo que no sentará bien a Luis. Por otro lado, Carlos acepta reunirse a escondidas con Elisa para exigirle que deje de intentar seducirle, pero Elisa le hace una propuesta que dejará al muchacho sin palabras.