Seis Hermanas

Elisa ha convencido a Sofía para que Carlos le compre un coche a Ciro


Este lunes en Seis Hermanas… Diana y Salvador mantienen sus secretos. Por un lado, ella quiere comprar una fábrica en Bilbao, y por otro él quiere ser piloto de carreras profesional. La falta de confianza les hace discutir, como es habitual en ellos, aunque el detonante es la aparición de una foto en el periódico donde se ve a Salvador como ganador de una carrera.

Elisa ha convencido a Sofía para que Carlos le compre un coche a Ciro. A cambio, tiene que hacer las paces con Úrsula. Elisa lo hace a regañadientes y cuando Ciro se entera de que ha sido por ella quien ha conseguido la venta, se enfada tanto que se niega a acompañarla a la fiesta de Nochevieja en el club.

Celia consigue ver a Aurora en el hospital, pero la mujer le dice que se arrepiente de la vida en común que han tenido y quiere que se vaya. Celia, destrozada, se desahoga con su amigo Velasco.

Blanca recibe a un aspirante al puesto de secretaria, que resulta ser un joven. Cuando el chico demuestra su habilidad para conseguir una cita con el Ministro y después con los presupuestos que la mujer debe presentar, consigue el puesto durante un periodo de prueba.

Amelia echa en cara a Rodolfo que se vean sin un céntimo. Amenaza con volver a cantar, pero él se niega a que lo haga y promete buscar dinero como sea.

Antonia no tiene ganas de fiesta, así que pretende pasar la Nochevieja sola en casa. Su hijo Gabriel la convence para que le acompañe junto a su esposa. Antonia acepta, a regañadientes. Pero conservará el luto por la muerte de su esposo. También le promete a su prima Elpidia que despedirá a Raimundo después de las fiestas.

Bruna pregunta a Úrsula si es normal que Velasco muestre tan poco interés en las relaciones íntimas. La mujer no le cuenta lo que ocurre en realidad.

Marina promete a don Luis que se vengará de quienes la han hecho sufrir.

         

Haz clic aquí para ver más fotos