Seis Hermanas

Cristóbal se disculpa ante Andrea por no haber aceptado un beso de ella el día anterior


Este miércoles en Seis Hermanas… Elisa sigue muy ofendida con la proposición de León de que le acompañe a un baile. Pero cuando Sofía se niega a prestarle dinero, la Silva no tiene más remedio que aceptar la invitación del usurero. Y además, cuando Ciro es invitado por Salvador a hacer un viaje de negocios a Barcelona, la joven ve el momento perfecto para ir a ese baile.

Diana tiene que soportar las críticas de Rodolfo en relación a su manera de llevar las cuentas en la fábrica, pero está dispuesta a tener paciencia. Por suerte, su esposo la apoya en ese asunto. Por otro lado, quiere que el joven Benito estudie y renuncie a viajar por el mundo sin ton ni son. Menos mal que Salvador no escucha las quejas de Rodolfo sobre ella.

Blanca se ve en una encrucijada: ningún médico de los contactados quiere colaborar en la formación de las Damas Enfermeras. Las acusaciones del obispo hacen que nadie quiera enemistarse con la iglesia. Por suerte, al final encuentran a un médico dispuesto a sustituirle. Es judío, y habrá que ocultar su religión.

Celia está feliz porque las van a recibir en el parlamento para explicar los motivos que tienen las sufragistas para pedir el voto para la mujer. Cata le cuenta que por ahí van diciendo que es una desviada. Cuando Celia le explica que amó a una mujer, Cata queda descolocada.

Cristóbal, por su parte, se disculpa ante Andrea por no haber aceptado un beso de ella el día anterior. Cuando la joven le explica que la mayoría de sus compañeras en la fábrica de relojes tienen los síntomas de la intoxicación por radio, él se alarma.

Úrsula y Gabriel no tienen más remedio que contar a la madre del chico que la joven mató a Damián. La mujer se escandaliza y aunque quiere que llamen a la policía y expliquen que fue en defensa propia, su hijo acaba convenciéndola de que testifique a favor de ellos. Mentir, pero por una buena causa. Cuando Velasco les toma declaración a los tres, se alegra de que la pareja tenga coartada.

Marina instiga a don Luis para vengarse de las hermanas Silva. Ellas le han quitado a su hijo y lo han mandado a Italia con su madre. El hombre se enfrenta a Diana y jura vengarse.

Don Ricardo chantajea a la Cachetera. Si no accede a acostarse con un cliente de postín, le dirá a Rodolfo a lo que se dedica cuando él no está. La mujer se ve en una encrucijada.

        

Haz clic aquí para ver más fotos