Seis Hermanas

Cristóbal ofrece a Luis probar un tratamiento experimental para sus migrañas


Este martes en Seis Hermanas… Diana intenta superar la ruptura con Salvador, pero no le resulta fácil. Un intento desesperado de Salvador por recuperarla pone en peligro su determinación de no volver con él. Esto lleva a Diana a tomar una decisión muy drástica que nadie espera. Mientras, Antonia, obligada por Gabriel, se disculpa con Soledad por haberle contado a Diana su historia con Salvador.

Por otro lado, Cristóbal ofrece a Luis probar un tratamiento experimental para sus migrañas. A pesar de sus reticencias, éste accede a probarlo ya que implica acudir al hospital asiduamente, lo que le permitirá ver a Marina para que le suministre el láudano

Blanca está muy volcada con la organización de las Damas Enfermeras, para lo que Inés se ofrece a ayudarla. La aparición de Emilio en el club social femenino para hablar con Blanca a solas altera a la Silva, que consigue librarse de él citándole en su casa. Emilio, cansado de las excusas de Blanca, le da a Blanca un ultimátum, que la pone en un compromiso muy serio con Rodolfo y le lleva a tomar una decisión fruto del despecho.

Carlos y Ciro siguen con su idea de hacer una película, pero no se ponen de acuerdo sobre la historia que quieren contar. Deciden que sea la Cachetera quien elija ya que ella va a ser la protagonista. Pero su elección le causará una gran sorpresa. Mientras, Elisa sigue con los preparativos de su boda. Empeñada en invitar a la Reina, se presenta en la fábrica para decirle a Ciro que no puede invitar a unos primos suyos del pueblo. Sin embargo, no lo encuentra allí. Benjamín tendrá que ingeniárselas para evitar que descubra su paradero.

Celia se entera de que Flora se ha retractado de sus acusaciones y puede volver a la escuela. Celia y Aurora celebran la gran noticia, pero algo empaña la felicidad que sienten. Y es que, tras descubrir el mal momento que está viviendo Velasco, se lo encuentran en el Continental. Aunque el encuentro no resultará como Celia desea.

Elpidia se da cuenta de que ha perdido el pañuelo que Raimundo le regaló y cree que se lo debió dejar la noche anterior en el camerino del Ambigú durante su noche de pasión. Raimundo lo busca infructuosamente hasta que descubre que la Cachetera lo lleva anudado al cuello. Pero recuperarlo no le resultará tan fácil como pensaba.