Seis Hermanas

Sinopsis y fotos del 13 al 17 de julio de ‘Seis Hermanas’: Adela anuncia que se va a casar con Mauro


Esta semana en ‘Seis Hermanas‘, Diana y Salvador vuelven a la ciudad para olvidar lo ocurrido entre ellos en el balneario, Adela anuncia que se va a casar con Mauro, Celia consigue el beneplácito de sus hermanas para publicar los cuentos que ha escrito basándose en ellas, Blanca retoma su compromiso con Rodolfo y mucho más. Sigue leyendo para enterarte de todo.

Capítulo 55: “La víspera del futuro” (Lunes, 13 de julio)

Diana y Salvador vuelven a la ciudad, con el firme propósito de olvidar lo que ha ocurrido entre ellos dos en el balneario. Ahora tan sólo importa cumplir con las difíciles condiciones del contrato que acaban de firmar. Por su parte, Francisca no tiene más remedio que aceptar que el Ambigú va a contar, durante su ausencia, con una nueva cantante… cuyo espectáculo musical es del gusto de todos los caballeros, incluido Don Luis.

Rodolfo explica a su madre cómo sus iniciativas para recuperar a Blanca no han dado resultado, cosa que enfurece a Doña Dolores, que da un ultimátum a su hijo. Mientras tanto, la complicidad entre Blanca y Cristóbal se va haciendo cada vez más fuerte. Como también parece serlo momentáneamente la amistad entre Celia y Petra, después de que la obrera se niegue a tener relaciones con Miguel, su prometido, hasta después de su boda.

Por su parte, y tras haber conseguido su aval bancario, Mauro hace un anuncio a Adela que supondrá un punto y aparte en su futuro más cercano.

Capítulo 56: “¿Me concede este baile?” (Martes, 14 de julio)

Adela anuncia a sus hermanas su última decisión: ¡se va a casar con Mauro! La noticia levanta las suspicacias de Doña Dolores, que considera que tanta precipitación se puede deber a otros motivos. En cambio, la boda que parece estar peligrando es la de su propio hijo Rodolfo. Por ello, la matriarca de los Loygorri se enfrentará duramente con Blanca, a la que amenaza con arruinar socialmente si decide poner fin a su compromiso con su hijo.

Francisca hace caso omiso a los consejos de Don Luis y opta por volver a cantar en el Ambigú, por miedo a que la Cachetera le arrebate su protagonismo en el local. Mientras tanto, Celia recibe una gran noticia de Carmen de Burgos, que quiere publicar los relatos que ésta ha escrito, basados en las peripecias de sus hermanas. Su alegría contrasta con la desilusión de Elisa, que acaba de darse cuenta de que no tiene quien le acompañe a su puesta de largo… aunque Sofía tiene rápida solución para ello.

Finalmente, Diana explica a los trabajadores de Tejidos Silva las duras condiciones de trabajo que serán necesarias para lograr cumplir con el contrato del balneario. Aunque lo que realmente preocupa a Salvador ahora es retomar su relación con Diana, cosa que quizás consiga con la sorpresa que, al fin del día, le tendrá preparada.

Capítulo 57: “El difícil arte de decir que no” (Miércoles, 15 de julio)

Germán se entera por fin de que Adela pretende casarse con Mauro, e intenta convencerle de que se piense bien esta decisión. Pero Adela está completamente convencida. Al igual que lo está Sofía de que Arturo Villamor es el candidato perfecto para que vaya del brazo de Elisa en su fiesta de puesta de largo… decisión ésta que no es del agrado de Carlitos.

Celia consigue el beneplácito de sus hermanas para publicar los cuentos que ha escrito basándose en ellas. Mientras tanto, Francisca consigue limar asperezas con la Cachetera, su cantante rival en el Ambigú, que se muestra como una acérrima admiradora de La Bella Margarita. Claro que lo que ahora le preocupa a Francisca es saber cuál es la verdadera relación entre esta cantante rival y Gabriel.

Doña Dolores discute con su hijo Rodolfo, tras haberla dejado en evidencia en público. Este hecho empujará a Blanca a concluir si quiere retomar o no su compromiso con el mayor de los Loygorri. La que también quiere tomar una decisión firme es Diana, que quiere poner fin a su historia con Salvador. Claro que el Montaner siempre sabe cómo desmontar, a su favor, cualquier propuesta de Diana.

Capítulo 58: “Buscando a Román Caballero” (Jueves, 16 de julio)

Adela inicia los preparativos de su próxima boda con Mauro y se plantea que sea Don Ricardo el que la lleve al altar, aunque la posterior actitud de su tío le haga cambiar de parecer. La que no cambia de idea es Elisa, cada vez más convencida de que Arturo es el chico adecuado para acompañarla a su puesta de largo… para horror de Carlitos, que explica a Sofía cuál es su verdadera relación que él tiene con su supuesto amigo.

Mientras tanto, Blanca retoma su compromiso con Rodolfo, aunque insistiendo en que las condiciones que ha impuesto para ello se han de cumplir a rajatabla.

Las hermanas Silva notan que Diana se arregla más de lo normal para ir a la fábrica, y empiezan a sospechar que la joven pueda haber iniciado una relación sentimental. Por tanto, Diana le insiste a Salvador que su romance ha de desarrollarse de manera estrictamente confidencial. Confidencialidad contra la que ha de luchar ahora Celia: sus relatos han sido un éxito y un periodista quiere entrevistar a Román Caballero. ¿Cómo salir ahora de este entuerto?

Capítulo 59: “El desengaño” (Viernes, 17 de julio)

Diana consigue que Bernardo acceda a hacerse pasar por Román Caballero, el pseudónimo bajo el que Celia publica sus escritos. Bernardo resuelve como puede su entrevista para el periódico, bajo la atenta mirada de una tensa Celia. Esta misma tensión es la que vive Rodolfo en su retomado noviazgo con Blanca, que ha decidido no ponerle las cosas demasiado fáciles a su prometido en esta nueva fase de su relación.

Por su parte, Elisa está cada vez más encantada con su flamante amistad con Arturo Villamor, sin darse cuenta del despotismo con el que éste trata a Carlitos… hasta que Sofía sale en su defensa. En salvaguardia de la Cachetera ha de salir también Francisca, al ver a su compañera deprimida por las crueles críticas que se han publicado en la prensa sobre sus actuaciones musicales. Mientras tanto, Don Ricardo está cada vez más convencido de que su plan para arrebatarles a sus sobrinas el pedido del balneario está siendo todo un éxito.

Pero es Adela la que recibe la peor de las noticias: Mauro no ha regresado de Londres… y tampoco ha hecho frente al primer pago del crédito. ¿A qué se deberá este extraño comportamiento por su parte?