Seis Hermanas

Sinopsis y fotos del 20 al 24 de julio de ‘Seis Hermanas’: Petra se queda de piedra al descubrir su futuro


Esta semana en ‘Seis Hermanas‘, Adela se siente muy desgraciada aunque su actitud cambia radicalmente, Salvador aplaza una cena con Diana para jugar en una importante partida de póquer, Rodolfo confiesa a Doña Dolores que él y Blanca quieren vivir solos tras su boda y mucho más. Sigue leyendo y entérate de todo.

Capítulo 60: “Santa Elena” (Lunes, 20 de julio)

Tras su último desengaño con Mauro, Adela se siente muy desgraciada… actitud que cambia radicalmente cuando Merceditas le informa de que, por fin, Mauro ha dado señales de vida. El que también vuelve a casa es Cristóbal, que se instala de nuevo en el hogar de los Loygorri. Por ello, Doña Dolores decidirá reconciliarse de manera definitiva con Blanca… aunque ésta pone sus condiciones para que esto se produzca.

Mientras tanto, Celia acepta ayudar a Bernardo a conseguir que su esposa se reconcilie con él. Como también acepta Francisca a darle clases de canto a la Cachetera, tras el rechazo que Don Luis hace a esta misma propuesta.

Por su parte, Elisa por fin se da cuenta del déspota comportamiento con el que Arturo Villamor trata a Carlitos… revelación que le llevará a tomar una drástica decisión.

Capítulo 61: “A una carta” (Martes, 21 de julio)

Salvador aplaza una cena con Diana para jugar en una importante partida de póquer, con la esperanza de recuperar todo el dinero que ha ido cogiendo de la caja de Tejidos Silva. Se lo jugará todo a una sola carta. Igual que Celia, que justo cuando recibe el encargo de más relatos para el periódico, se queda sin ideas que escribir.

Blanca descubre que, tras su boda, tendrá que vivir en casa de su suegra. Pero ni ella está dispuesta, ni su prometido puede consentir lo contrario, pues supondría un escándalo para los Loygorri. Y otra boda preocupa a Adela: la propia. Mauro le propone celebrarla por todo lo alto, pero esa idea encierra un peligro que Adela no es capaz de vislumbrar todavía.

Sofía quiere invitar a Elisa a una fiesta, pero Rosalía le hace ver que no es conveniente que la pequeña acuda a más eventos antes de su puesta de largo… Claro que no será fácil evitar que la noticia llegue a oídos de la más joven de las Silva. Mientras tanto, Francisca se siente muy feliz, hasta que un inesperado encuentro pone en peligro su doble vida como La Bella Margarita.

Capítulo 62: “Los sueños prohibidos” (Miércoles, 22 de julio)

Salvador consigue evitar que Diana descubra que él la perdido el dinero de la fábrica en una timba de póker, e inventa una excusa para aplazar el pago de un proveedor. La que también ha de inventarse excusas es Adela, para justificarle a Mauro que su padre no vaya a acudir a su boda. Esta mentira hace dudar a Adela: ¿no debería ser del todo sincera con su prometido?

Rodolfo confiesa a Doña Dolores que él y Blanca quieren vivir solos tras su boda, lo que provoca el enfado de su madre, que no piensa dejar que Blanca se salga con la suya. Por el contrario, la que sí se quiere salir con la suya es Elisa, empeñada en que su próxima puesta de largo se celebre en el Casino. Por su parte, Francisca teme que la Cachetera haya descubierto la verdadera identidad de La Bella Margarita. Don Luis aprovechará esta circunstancia para intentar convencer a Francisca de que abandone el Ambigú.

Pero todo esto queda paralizado por un brote de viruela que asola la ciudad… y que pronto penetrará en el interior de Tejidos Silva.

Capítulo 63: “La epidemia” (Jueves, 23 de julio)

Hortensia, una de las obreras de Tejidos Silva, muestra evidentes síntomas de haber enfermado de viruela. El estado de la trabajadora es cada vez más grave, hasta el punto de que Cristóbal se ve obligado a informar a las autoridades sobre el hecho.

Sin embargo, esta epidemia que siembra el pánico en las calles no amedrenta a Elisa, que se reúne con Doña Dolores para convencerla de que le ayude a conseguir el Casino para su puesta de largo.

Mientras tanto, Francisca está siendo chantajeada por la Cachetera, que conoce la verdadera identidad de La Bella Margarita. Blanca es también chantajeada, aunque esta vez emocionalmente, por Rodolfo, que quiere que su prometida le ayude a cerrar un trato con un cliente, cuyo comportamiento Blanca considera inmoral.

Por su parte, Petra se queda de piedra al descubrir el futuro que Miguel y Benjamín plantean para ella después de casarse… y decide plantarle cara a la situación.

Capítulo 64: “Cuarentena” (Viernes, 24 de julio)

Cristóbal impone una serie de medidas para evitar la propagación de la enfermedad, entre las que está el poner la fábrica en cuarentena. Diana, Salvador y el resto de obreros que se encuentran en su interior, han de permanecer aislados. Don Ricardo se entera de esta cuarentena y se alegra: gracias a este cierre temporal, Tejidos Silva no podrá entregar a tiempo su pedido al balneario.

La otra medida que toma Cristóbal es la de vacunar a todas las hermanas Silva, sobre todo al descubrir que también Francisca ha enfermado de viruela. Blanca, que ya pasó la enfermedad de pequeña, se ofrece a colaborar como enfermera.

Por su parte, Petra trata de entrar en la fábrica para ver en qué estado se encuentra su padre… pero sin éxito. Celia se ofrece a hacerle compañía. Igualmente preocupada se encuentra Elisa, pero por el hecho de que la viruela pueda poner en peligro la fiesta de su puesta de largo. Aunque la máxima preocupación la muestra Carolina al enterarse de que, debido a su supuesto embarazo, ella no puede vacunarse contra la epidemia.

      

Haz clic aquí para ver más fotos