Seis Hermanas

Sinopsis y fotos del 27 al 31 de julio de ‘Seis Hermanas’: Francisca se encuentra muy grave


Esta semana en ‘Seis Hermanas‘, Cristóbal impone una serie de medidas para evitar la propagación de la enfermedad hasta que por fin puede levantar la cuarentena. Sin embargo, el estado de salud de Francisca es muy delicado… tanto que hace que Gabriel y Don Luis se unan en la misma causa para intentar salvarla. Esto y muchas cosas más ocurrirán en ‘Seis Hermanas’ esta semana, sigue leyendo y entérate de todo.

Capítulo 64: “Cuarentena” (Lunes, 27 de julio)

Cristóbal impone una serie de medidas para evitar la propagación de la enfermedad, entre las que está el poner la fábrica en cuarentena. Diana, Salvador y el resto de obreros que se encuentran en su interior, han de permanecer aislados. Don Ricardo se entera de esta cuarentena y se alegra: gracias a este cierre temporal, Tejidos Silva no podrá entregar a tiempo su pedido al balneario.

La otra medida que toma Cristóbal es la de vacunar a todas las hermanas Silva, sobre todo al descubrir que también Francisca ha enfermado de viruela. Blanca, que ya pasó la enfermedad de pequeña, se ofrece a colaborar como enfermera.

Por su parte, Petra trata de entrar en la fábrica para ver en qué estado se encuentra su padre… pero sin éxito. Celia se ofrece a hacerle compañía. Igualmente preocupada se encuentra Elisa, pero por el hecho de que la viruela pueda poner en peligro la fiesta de su puesta de largo. Aunque la máxima preocupación la muestra Carolina al enterarse de que, debido a su supuesto embarazo, ella no puede vacunarse contra la epidemia.

Capítulo 65: “Delirios” (Martes, 28 de julio)

La epidemia de viruela mantiene cerrada Tejidos Silva, y Don Ricardo intenta que esta situación se convierta en la estocada definitiva con la que derrotar a sus sobrinas. Aun así, este encierro en la fábrica supone un nuevo acercamiento entre Salvador y Diana, que por fin conocerá la verdadera historia familiar del Montaner.

Blanca ayuda a Cristóbal en el cuidado de los enfermos, y al hacerlo se revela como una gran enfermera. Aun así, ninguno de los dos consigue evitar que Benjamín caiga enfermo de viruela. El capataz tiene que ser evacuado a un hospital, en estado muy grave. Celia trata de tranquilizar a Petra, pero la joven está muy nerviosa y lo paga con Bernardo.

Por su parte, Elisa intenta escapar de casa para seguir preparando su puesta de largo, aunque se encuentra con un centinela insobornable. El que sí consigue burlar la cuarentena es Gabriel, que penetra en el cuarto de Francisca. Gracias a ello, Gabriel recibe como premio una declaración de amor, aunque el delirio de Francisca impide saber a quién va dirigida exactamente: ¿a él o a Don Luis?

Capítulo 66: “El camafeo de mi madre” (Miércoles, 29 de julio)

Petra se muestra nerviosa ante la inminente visita que le va a hacer a Benjamín en el hospital. Más tarde descubrirá las graves secuelas que la viruela ha dejado en el cuerpo de su padre. Preocupada porque este tipo de secuelas acaben afectando también a Blanca, Doña Dolores exige a Rodolfo que haga desistir a su prometida de la idea de trabajar como enfermera.

Mientras tanto, en la fábrica continúa la cuarentena. Salvador ha conseguido una prórroga en la entrega del pedido al balneario. Tras una pelea, Salvador hace una promesa a Diana que cambiaría el futuro de la relación entre ellos dos… en el caso de los que dos salgan vivos de esta epidemia que les está poniendo en peligro.

Por su parte, Don Luis se empeña en visitar a una convaleciente Francisca, como también lo había hecho ya Gabriel en el día anterior. En el lecho de Francisca, Don Luis sincera sus sentimientos: sería capaz de tolerar cualquier cosa, con tal de que la Silva se curase.

Capítulo 67: “El adiós de Francisca” (Jueves, 30 de julio)

Cristóbal levanta la cuarentena en casa de las Silva, pero tira la toalla con respecto a la enfermedad de Francisca. Dada la gravedad de su estado de salud, el médico recomienda a las hermanas que se despidan de ella. Adela no puede creer lo que oye, pero menos aún Elisa, que encaja muy mal esta noticia.

Ajena a todo, y aún encerrada en la fábrica, Diana celebra que la propuesta de matrimonio que le ha hecho Salvador siga en pie. Pero cuando más tarde también se levante la cuarentena de la fábrica, el Montaner decide celebrarlo por su cuenta con una partida de cartas… jugándose todo el dinero de la caja de Tejidos Silva.

Celia tampoco sabe que su hermana Francisca está grave y ayuda a Petra a instalar a Benjamín de regreso en su casa, tras su alta hospitalaria. Gabriel y Don Luis reciben, de Rosalía, la noticia del empeoramiento de la salud de Francisca y por primera vez se unen en una causa común: el desconsuelo por la mujer amada.

Capítulo 68: “Sentirse útil” (Viernes, 31 de julio)

Los obreros dan la bienvenida a Benjamín en la fábrica, dispuesto a seguir trabajando a pesar de su ceguera. Salvador, preocupado por el contrato con el balneario, le pide a Miguel que sea él quien, a efectos prácticos, se ocupe del trabajo de Benjamín como capataz.

Mientras tanto, Diana descubre que falta dinero en la caja de la fábrica y empieza a sospechar de que el culpable sea alguno de sus trabajadores… sospechas que Salvador no se atreve a desmentir.

Francisca empieza a recuperarse de su enfermedad y anima a sus hermanas a que retomen sus rutinas: Celia y su examen de ingreso en la Escuela de Maestras, Adela y su boda con Mauro…

Mientras tanto, Doña Dolores considera que, tras los días que Blanca ha estado instalada en casa de los Loygorri, durante la epidemia, habrá cambiado de opinión sobre vivir junto a ella tras su boda con Rodolfo. Pero la respuesta de Blanca no dejará de sorprenderla.

Por su parte, Adela sigue agobiada por ocultarle a Mauro la verdad sobre su padre. Al igual que agobiada está Elisa tras pensar que iba a perder a su hermana Francisca… claro que todas sus penas desaparecerán cuando Sofía le hable de la próxima fiesta que se celebrará en su casa.

        

Haz clic aquí para ver más fotos